20.10.17

Al Totalitarismo Invertido patrio le ha salido un aliado inesperado, para que todo siga igual, el separatismo catalán ayuda a una élite patria corrompida hasta la médula. Y es que el “prusés” separatista fue una estrategia política del nacionalismo para recuperar el control de las calles que se les escapaba con el movimiento del 15-M

"(...) ahora estamos sometidos a una nueva olla a presión donde al Totalitarismo Invertido patrio le ha salido un aliado inesperado, para que todo siga igual, prietas las filas. Sí, me refiero a los separatistas catalanes que cuan vulgares funambulistas, han salido en ayuda de una élite patria corrompida hasta la médula.

 Despertando los más bajos instintos, ambos nacionalismos pretenden lo mismo: “indultar” a los suyos, a quienes nos llevan medrando durante décadas, sino centurias. Borrón y cuenta nueva. Pobre España. Pero los nacionalistas catalanes han dado un paso más allá, pretenden la descomposición de España. Y llegado este momento, no puedo ser equidistante.

 La que han montado los sediciosos catalanes no tiene nombre. Su victimismo es hipócrita, falso. Democráticamente en nuestro país se pueden defender todas las ideas, y lo saben. Pero no todo vale, y no se puede actuar fuera de la ley. ¿Es tan difícil entender este principio básico? No valen los atajos. Su referéndum además de ilegal fue un esperpento. 

El derecho a la autodeterminación no existe, no está reconocido en la Constitución de ningún país democrático. Ni siquiera la ONU lo reconoce como parte de la declaración universal de los derechos humanos. Y todo ello aderezado con un revisionismo histórico profundamente hilarante, si no fuera por todo el daño que están infligiendo a la ciudadanía española. 

Está repleto de mitos falsos, de agravios inventados, y es profundamente supremacista. Lo más alucinante es observar cómo, tras la represión franquista a la que estuvieron sometidos muchos catalanes, los nacionalistas se han comportado exactamente igual que los otrora fascistas. ¿Y saben por qué? Para medrar. ¿Pero se han mirado al espejo? ¿Son conscientes que la decadencia de Cataluña es de la misma naturaleza e intensidad que la del resto del país?

 El “prusés” separatista fue una estrategia política del nacionalismo catalán para recuperar el control de las calles que se les escapaba con el movimiento del 15-M de 2011, centrado en cuestiones sociales, y muy alejado del nacionalismo. 

El “patriotismo de hojalata”, a ambos lados, es lo que tiene: cual bálsamo de Fierabrás, desvía la atención de los problemas reales por los que atraviesa el país, favoreciendo en realidad el mantenimiento del statu-quo actual, tanto en Cataluña como en el resto de España, por supuesto. Si es que en realidad se necesitan. 

 Ambos buscan un enemigo con el que alimentar a sus huestes. Pero llegado cierto momento, tanto alimentar al monstruo, los nacionalistas catalanes empiezan a creerse su papel, esa misión divina para la que nacieron, la independencia, y se echan al monte. Ya saben cómo suelen acabar estas aventuras. Pero mientras dure, ¡viva el vino!

Los independentistas se presentan ante el mundo como víctimas, cuando son ellos los que llevan décadas utilizando el dinero de todos los catalanes para financiar a los suyos, creando un clientelismo digno de la España más cutre y zafia. La TV3 y RTVE, por ejemplo, son dos caras de la misma moneda, la de la manipulación. Pero además han utilizado ese dinero para llevar a cabo un proceso de sedición en toda regla. Y eso es ilegal. ¿Tanto cuesta entenderlo? ¡No se puede, ni se debe jugar con la salud de la ciudadanía española!

Es otra vuelta al teatro del Barroco, al de las apariencias. Hablan de diálogo, ese nuevo falso señuelo. ¿Saben por la que están pasando estos días numerosos alcaldes catalanes no independentistas, básicamente socialistas? Están siendo sometidos a una presión agobiante, nada pacífica, nada democrática. ¡Que se lo digan a sus guardaespaldas! No hay nada que dialogar con aquellos que en realidad aspiran a cumplir con su épica final, la independencia. 

No hay nada que dialogar con quienes pretenden declarar unilateralmente la independencia, aunque sea en diferido, con apenas un 30% de los posibles votantes. Y el resto de los españoles ya estamos hastiados de realizar concesiones. Ya no es posible hacer más concesiones, ni en el ámbito del diseño territorial ni de la financiación autonómica. 

No podemos ofrecer un sistema federal sin un presupuesto federal. Si lo hiciéramos Cataluña sería para el resto de España exactamente igual a lo que ahora representa Alemania para nuestro país, ante la genuflexión más escandalosa de nuestras élites, políticas y económicas.

No puedo ser equidistante

Los cantos de sirena independentistas ocultan la dura realidad catalana, exactamente la misma que la del resto del país. Corrupción, burguesía en declive, mediocridad, pobreza, desigualdad son rasgos distintivos de la Cataluña actual. 

El nacionalismo burgués catalán ha fracasado. Y de ahí, toda la movida que han montado. Porque en el fondo se trata de eso. En la historia reciente siempre se han dedicado a medrar, al más puro carácter rentista castizo, como en la Mesta, como en la Revolución Industrial.  (...)

Pero los independentistas catalanes ya tienen un chivo expiatorio al que echar la culpa, el gobierno de Madrid, que “con su falta de diálogo les ha obligado a echarse al monte”.

Pero el ejecutivo del actual ínclito monclovita no les va a la zaga. No ha tardado ni dos semanas en rebajar fuertemente el crecimiento económico de nuestro país. Ya lo avisamos, nos la volverían a meter doblada. 

El efecto de los factores transitorios (política fiscal más permisiva, actuación del BCE, y caídas de los precios de materias primas) que ayudaron a activar el crecimiento español en el período 2014-2017 se está diluyendo como un azucarillo. Si además juntamos la desaceleración global en curso, unos activos financieros sobrevalorados, el aumento previsible de la aversión al riesgo en los mercados financieros globales, en un contexto de niveles récord de deuda soberana y externa patria, entraremos en recesión en algún momento de 2018. 

 ¿Y quiénes serán los culpables según Rajoy? El independentismo catalán. Ya les digo yo, se necesitan mutuamente.

Sin embargo, llegada la gravedad del momento no podemos ni debemos ser equidistantes. El objetivo de los separatistas catalanes es mucho más perverso que el de unas élites extractivas castizas corruptas. Si se cumpliera su objetivo, la independencia, se produciría la descomposición de nuestra querida España, y no se lo podemos permitir, por el futuro de nuestros hijos, de nuestros nietos. Hemos de frenarles con todas las de la ley, porque su objetivo final simple y llanamente no es posible, es una quimera."                   (Juan Laborda , Vox Populi, 19/10/17)

Criptodivisa que complemente al euro... en Cataluña, en Grecia, en España, o en cualquier parte... Ecuador ya lo hace...

"(...) Las posibles opciones y posibilidades de que prosperará la criptodivisa para Cataluña independiente es el uso virtual de la criptodivisas existentes, más de 1.100 en uso hoy en día, potencialmente el bitcoin, o generar una nueva para la Caraluña.

No existen antecedentes de un caso así, pero varios gobiernos están probando la creación de divisas digitales soberanas, por lo que existen modelos que están listos en un plazo cercano de 1 año en lo que Cataluña se podría inspirar.

Nos podemos preguntar: ¿Podría se viable la existencia de una criptomoneda catalana? (...)

Los países que piensan o utilizan criptodivisas por el mundo

China ha sido un caso llamativo en el tema de criptodivisas. China recientemente ha prohibido las plataformas de intercambio de criptomonedas, lleva investigando desde 2014 con la idea una unidad monetaria en la red respaldado por el Banco Central Chino.

A la vez que ha prohibido la operativa con la criptodivisa 'tokens' y monedas criptográficas, ha intentado impulsar su propia propuesta. En otras partes del mundo, varios sistemas de criptodivisas funcionan en varios países de África.

El Banco de Inglaterra piensa desarrollar un proyecto sobre criptodivisas, mientras que, en Europa, una de las iniciativas más avanzadas es el lanzamiento de la 'ecorona' por Rijskbank, banco sueco, que podría estar a punto a finales del 2018.

De momento, la gran parte de los países, a pesar de que quieren lanzar su propia criptodivisa, ni los principales sistemas controladores del sector bancario regulan las criptodivisas. Ni el Banco Central Eropeo (BCE) ni el Fondo Monetario Internacionales están de acuerdo que estas monedas no tienen capacidad para prohibir y regular el bitcoin y otras criptodivisas.

En Japón ya aceptan la criptodivisa 'bitcoin' como método de pago y facilitan el camino para normalizan las criptodivisas como forma de pago.

La criptodivisa de la República Catalana podría fijarse en Ecuador

La idea que una República Catalana pudieran diseñar su propia divisa soberana forma online no es una idea tan descabellada. En este sentido el caso de Cataluña es parecido al caso de Ecuador. Ecuador lanzó en 2015 un 'Sistema de Dinero Electrónico' (SDE), que ha ido implementando poco a poco y se prevé que se extienda en el pago de los impuestos.

Se puede establecer un paralelismo ya que Ecuador usa dólares como moneda y la República Catalana podría decidir mantener el euro como su moneda. Sin embargo, ni Ecuador forma parte del sistema de la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) ni la República Catalana, por ahora, no formaría parte de la eurozona.

El gobierno ecuatoriana para realizar esto debe primero conseguir una gran cantidad de billetes de dólares y a su vez tener que deshacerse de los que estén en malas condiciones. Ecuador para esto tiene con los Estados Unidos, pero supone un importante desembolso.

Por esto, el gobierno de Ecuador ha creado una moneda virtual centralizada que facilita las transacciones electrónicas entre personas y empresas en Ecuador sin necesidad de efectivo o tarjetas de crédito. Aunque esta solución se parece más a una entidad financiera con transferencias online que a una criptomoneda basada en blockchain.

La República Catalana podría desarrollar un sistema parecido y pagar los sueldos de los funcionarios a través de este sistema que funciona con aplicaciones para dispositivos móviles y páginas web. Sin embargo, esta criptomoneda debe estar respaldada para tener la confianza de los usuarios, ya que si no existe confianza no se aceptará el uso y se querrán utilizar euros físicos.

Para superar esta barrera, Ecuador respalda su criptomoneda con dólares físicos que mantiene en su Banco Central. Hoy en día, la República Catalana no cuenta con reservas físicas y sería difícil crear una criptomoneda para un nuevo país que tuviera la aceptación suficiente más que una minoría.

La criptomoneda catalana 'catcoin' se creó en 2015

El Govern de la Generalitat descarta completamente adoptar medidas de este tipo y aseguran que el objetivo es mantener el euro en el hipotético caso de la República Catalana. El Govern espera alcanzar los tratados similares a otros países que usan la divisa comunitaria fuera de la Unión Europea como Mónaco, Andorra, Ciudad del Vaticano o San Marino.

Eso sí, el Govern aspira a mejorar las condiciones que tienen estos países, que por ejemplo, su deuda pudiera ser usada como vía financiación del Banco Central Europeo (BCE). No obstante, en el año 2015, antes de las elecciones autonómicas del 27S, un grupo de estudiantes de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) pusieron en marcha una banca virtual catalana.

El proyecto se denomino 'Bank of Catalonia' (BoC) y su objetivo no era otro que gestionar los pagos online mediante una moneda vitual denominada 'catcoin'. La divisa se puso en marcha vinculada al euro, con una valor inicial de 0,25 euros, pero en poco tiempo se valor alcanzó los 0,46 euros.

El 'Bank of Catalonia' (BoC) servía como plataforma de intercambio de monedas entre usuarios y también como monedero o espacio en el que transferir el dinero de vuelta a una cuenta de Paypal. Pero este proyecto ya no existe.

¿Podría volver a repetirse la criptomoneda catalana?

El mercado de las criptomonedas ha evolucionado y se ha popularizado y, a día de hoy, la creación de una criptomoneda no es una tarea difícil si se comprenden los mecanismos que la sustentan. Fácilmente se puede construir una plataforma de blockchain.

Además, la gran parte de los 'smart contracts' en los que se codifican las 'altcoins', monedas criptográficas alternativas al bitcoin, son de código abierto y el código fuente está disponible para su descarga y modificación en las plataformas de código compartido.

Los desarrolladores de la criptomoneda pueden elegir el algoritmo que desean desarrollar y hacer uso libre del código fuente para crear una bifurcación y desarrollar su propia altcoin. Cada desarrollo es completamente diferente y se necesitan varias fases para el lanzamiento de la criptomoneda. Como mínimo se necesita medio año para sacar el proyecto adelante.

Una vez lanzada la criptomoneda, llega el momento del reconocimiento de los usuarios, en el que el tiempo estimado suele ser alrededor de otro año. Esta nueva moneda virtual necesitaría darse de credibilidad, seguridad, de que no existan errores de funcionamiento y un tiempo de pruebas para que no existan sobresaltos.

Una vez que la altcoin tiene suficiente tracción, se empezará a realizar transacciones con la nueva criptomoneda, podrá aparecer en varios exchanges, portales de intercambio. Estos exchanges permiten a los usuarios vender y comprar la criptomoneda contrar un par o pares de comercio.

Estos pares de comercio son otras criptomonedas que otros pueden vender para obtener el nuevo altcoin de estos exchanges. El precio de la nueva criptomoneda suele ser muy especulativa una vez lanzada debido a que apenas serviría como medio de pago y sería demasiado arriesgado su uso como depósito de valor.

A pesar de que esta criptomoneda no cuente con respaldo de las grandes instituciones reguladoras internacionales, los intercambios basados en blockchain son más fiables que los sistemas alternativos, ya que la información es pública para todos los miembros de la red. La principal limitación es el número de transacciones que se puede realizar.

En la actualidad es inviable que se utilicen las criptomonedas en las transacciones diarias, ya que los sistemas en los que se basan no pueden soportar este número de intercambios." (Raúl Jaime Maestre , El blog salmón, 14/10/17)


 "Como alternativa a la salida del euro y para conseguir la soberanía financiera:  europeseta electrónica de circulación interna

Existe una descripción con mucho humor, de economía-ficción, sobre los beneficiosos efectos que se producirían si en Italia, el gobierno impusiera una moneda digital (allá por el 2020), para salir de la quiebra económica y política a la que la permanencia en el euro habría llevado al país. El objetivo se conseguiría rápidamente.

Los únicos perjudicados, los especuladores de la deuda. Ver: J. D. Alt: Europa, 2020: una ucronía iluminadora’. http://www.sinpermiso.info/textos/index.php?id=5467  )


Los artículos de Juan José R. Calaza (Juan José Santamaría y Juan Güell) muestran con gran claridad las ventajas de una europeseta electrónica de circulación interna: 
 

Para entender la europeseta electrónica. Qué es y, sobre todo, qué no es. Enlace: http://www.farodevigo.es/opinion/2012/12/02/entender-europeseta-electronica/720458.html


Para salir de la crisis sin salir del euro: España debe emitir europesetas (electrónicas). Enlace: http://www.farodevigo.es/opinion/2011/11/27/salir-crisis-salir-euro-espana-debe-emitir-europesetas-electronicas/601154.html  

Las europesetas electrónicas, complementarias al euro, estimularán el crédito sin efectos colaterales perversos. Enlace:  http://www.rebelion.org/noticia.php?id=165815

Juan Torres insiste en que es necesario emitir una moneda complementaria al euro. Sus artículos:



Más información en: 'Si Grecia, España, o Andalucía emitiesen una moneda digital, respaldada por la energía solar instalada en sus tejados, alcanzarían la soberanía financiera. La de dar créditos a familias y empresas':    http://comentariosdebombero.blogspot.com.es/2014/06/si-una-autonomia-o-una-gran-ciudad.html

Estados Unidos: Cómo los multimillonarios llegan a ser multimillonarios

"Estados Unidos tiene el mayor índice de desigualdad, la tasa de mortalidad más alta, los impuestos más regresivos y el mayor subsidio público a banqueros y multimillonarios que ningún otro país desarrollado. En este ensayo examinaremos las raíces socio-económicas de la desigualdad y la relación entre la concentración de riqueza y el retroceso de las clases trabajadora y asalariada.

Cómo los multimillonarios llegan a ser multimillonarios

La evasión impositiva, en todas sus formas, es una de las fuentes más constante de la riqueza de los multimillonarios. Contrario a lo que dice la propaganda mediática a favor de los negocios, entre un 67 y un 72% de las corporaciones no pagan ni un céntimo después de los créditos y exenciones fiscales que reciben… mientras que los trabajadores pagan de un 25 a un 30% de sus ingresos en impuestos. La tasa de la minoría de corporaciones que pagan impuestos fue del 14%.

Según el Servicio de Renta Interna de EEUU (IRS, según sus siglas en inglés), la evasión impositiva de los multimillonarios asciende a $458 mil millones de dólares por año, casi un billón de dólares en pérdida de ingreso público cada dos años, según este cálculo moderado.

Las corporaciones más grandes de EEUU guardan más de 2,5 billones de dólares en paraísos fiscales del exterior, donde no pagan impuestos o pagan impuestos bajísimos de menos del 10% de tasa impositiva.

Mientras tanto, las corporaciones estadounidenses en crisis se beneficiaron de una ayuda de más de $14,4 billones de dólares (Bloomberg solicitó 12,8 billones) de dinero público, de fondos combinados entre el Tesoro y la Reserva Federal, provenientes mayoritariamente de los contribuyentes estadounidenses, que en su mayoría son trabajadores, empleados y jubilados.

Los banqueros que se beneficiaron del rescate con dinero público invirtieron los préstamos sin interés o con bajas tasas de interés y ganaron miles de millones, la mayor parte de los cuales provino de ejecuciones hipotecarias de viviendas de la clase trabajadora.

A través de resoluciones judiciales favorables y ejecuciones hipotecarias ilegales, los banqueros desalojaron a 9,3 millones de familias. Más de 20 millones de personas perdieron sus propiedades, a menudo debido a deudas ilegales o fraudulentas. (...)

Silicon Valley y sus multimillonarios innovadores hallaron nuevas maneras de evadir impuestos usando paraísos fiscales en el exterior y deducciones impositivas dentro del país. Incrementan su riqueza y las ganancias corporativas pagando localmente salarios en el umbral de pobreza a sus trabajadores manuales y de servicios. Los ejecutivos de Silicon Valley “ganan” mil veces más que los trabajadores del sector productivo.

Las desigualdades de clase son enfatizadas con las divisiones étnicas: los multimillonarios blancos, chinos e indios (de la India) explotan a trabajadores afroamericanos, latinoamericanos, vietnamitas y filipinos.

Los multimillonarios en conglomerados comerciales como Walmart, explotan a los trabajadores pagándoles salarios de miseria y proveyéndoles beneficios escasos o nulos. Walmart obtiene $16 mil millones de dólares de ganancias por año gracias a que solo le pagan a sus trabajadores entre $10 y $13 dólares por hora y dependen de la asistencia estatal y federal para que le brinde a las familias empobrecidas el servicio Medicaid [1] y cupones para alimentos.

El plutócrata de Amazon Jeff Bezos explota trabajadores pagándoles $12,5 por hora mientras que él ha acumulado más de $80 mil millones de dólares en ganancias. El CEO de la empresa UPS gana $11 millones por año explotando a sus trabajadores con un pago de $11 por hora. El CEO de Federal Express, Fred Smith, gana $16 millones anuales y le paga a sus trabajadores $11 por hora.

La desigualdad no es un resultado de la “tecnología” ni de la “educación” -eufemismos contemporáneos que alimentan el culto de superioridad de la clase dominante- como les gusta decir a los economistas y periodistas liberales y conservadores. La desigualdad es el resultado de los salarios bajos, las enormes ganancias corporativas, las estafas financieras, la evasión impositiva multimillonaria y la entrega de miles de millones del tesoro público a las corporaciones.

La clase gobernante domina la “tecnología” de explotar el Estado a través del saqueo de su erario y de la clase trabajadora. La explotación capitalista de trabajadores del sector productivo con salarios bajos provee miles de millones adicionales a las fundaciones filantrópicas multimillonarias asociadas para pulir su imagen pública usando otra forma de evasión de impuestos: las “donaciones”, que sirven para exaltar su propia importancia.

Los trabajadores pagan impuestos desproporcionados en educación, salud, servicios públicos y sociales y subsidios a los multimillonarios. (...)
Las desigualdades son acumulativas y afectan a varias generaciones y sectores sociales

Las familias de los multimillonarios, hijos y nietos, heredan miles de millones. Tienen acceso privilegiado a las escuelas y a las clínicas más prestigiosas; y convenientemente se enamoran de personas igualmente privilegiadas y bien conectadas con las que unen fortunas y forman imperios financieros aún más grandes. Su riqueza les permite comprar una cobertura de prensa favorable, incluso servil, y les garantiza acceso a los abogados y contadores más influyentes para encubrir estafas y evasión impositiva.

Los multimillonarios contratan a innovadores y managers de maquilas -con diplomas en negocios (MBA)- para que inventen nuevas maneras de recortar los salarios, incrementar la productividad y asegurarse de que las desigualdades se profundicen aún más. Los multimillonarios no tienen que ser ni los más brillantes ni los más innovadores, puesto que ellos pueden simplemente comprar en el “libre mercado” ese talento y descartarlo a su antojo.

Los multimillonarios compran a otros o se unen a otros, formando directorios entrelazados (interlocking directorates [2] ). Bancos, tecnología de la información, fábricas, almacenamiento, alimentos, artefactos, laboratorios farmacéuticos y hospitales están directamente relacionados con las élites políticas que se deslizan por las puertas rotatorias para reunirse con el FMI, el Banco Mundial, el Tesoro de EE.UU., los bancos de Wall Street y los prestigiosos bufetes de abogados.

Consecuencias de las desigualdades

En primer lugar, los multimillonarios y sus asociados políticos, legales y corporativos ejercen un dominio sobre los partidos políticos. Designan a los líderes y a todo aquel que desempeñe un puesto clave asegurándose que los presupuestos y las medidas políticas incrementarán sus ganancias, erosionarán los beneficios sociales de las masas y debilitarán el poder político de las organizaciones populares.

En segundo lugar, se traslada el peso de la crisis económica sobre los hombros de los trabajadores: los echan y los vuelven a contratar a tiempo parcial, como mano de obra temporal. Los rescates con dinero público, aportado por los pagan impuestos, son subsidios que los multimillonarios reciben gracias a la doctrina que sostiene que los bancos de Wall Street son demasiado grandes para fracasar y los trabajadores son demasiado débiles para defender su salario, trabajo y estándar de vida.

Los multimillonarios compran a las élites políticas, que a su vez designan a las autoridades del Banco Mundial y del FMI que tienen la tarea de establecer políticas que congelen o reduzcan los salarios, recorten las obligaciones de las corporaciones y de la salud pública y aumenten las ganancias privatizando empresas públicas y facilitando el traslado de las corporaciones a países con salarios e impuestos más bajos.

Como resultado, los trabajadores -que reciben pago por hora o por mes- están menos organizados y tienen menos influencia; trabajan más por menos dinero, sufren mayor inseguridad laboral y más lesiones -físicas y mentales- en el lugar de trabajo, caen en el deterioro y la discapacidad, salen del sistema, mueren anticipadamente y más pobres y, en el proceso, proveen ganancias inimaginables para la clase multimillonaria. Incluso las adicciones y la muerte son fuente de ganancia -como puede atestiguar la familia Sackler, fabricante de Oxycontin [3].

Los multimillonarios y sus acólitos políticos sostienen que una agudización del sistema impositivo regresivo incrementaría inversiones y puestos de trabajo. Los datos dicen otra cosa. El grueso de las ganancias repatriadas se usan para comprar acciones de la propia cartera con el fin de incrementar las ganancias de sus inversores; no se invierten en la economía productiva.

Los conglomerados entienden que menos impuestos y más ganancias es igual a más compras de empresas (más concentración) y mayor migración hacia países con salarios más bajos. En realidad, los impuestos son menos de la mitad de lo que dice la tasa y son un factor principal en la agudización de la concentración de riqueza y poder -ambos causa y efecto a la vez.

Las élites corporativas, los multimillonarios del complejo Silicon Valley-Wall Street están relativamente satisfechos de que sus preciosas desigualdades sean garantizadas y expandidas con los presidentes Demócratas y Republicanos, mientras continúan los “buenos tiempos”. (...)"     (James Petras, Petras blog , en Jaque al neoliberalismo, 17/10/17)

Richard Thaler, Premio Nobel de Economía: “Es el momento de más riesgo financiero de nuestras vidas”

"El premio Nobel de Economía 2017, el estadounidense Richard H. Thaler, expresó su incomprensión porque pese al momento de elevado riesgo existente, los mercados financieros no parecen preocuparse y siguen batiendo récords.

“Parece que estamos viviendo el momento con más riesgo de nuestras vidas, y sin embargo los mercados bursátiles parece que estén durmiendo la siesta. Admito que no lo entiendo”, dijo Thaler en una entrevista en la cadena Bloomberg. Thaler, de 72 años, se ha centrado en el estudio de la irracionalidad en las decisiones económicas por parte de los humanos y es considerado uno de los padres de la economía del comportamiento.

El profesor de la Universidad de Chicago reconoció su nerviosismo por los continuos hitos históricos en Wall Street, que no van acompañados de información económica que los sustente. “No sé ustedes, pero yo estoy nervioso, y parece que cuando los mercados están nerviosos, son propensos a ser asustados. Pero parece que nada les asusta ahora”.  (...)

Tras sus declaraciones, Wall Street volvió a cerrar la jornada con subidas y nuevos máximos históricos de dos de sus principales mercados de referencia, el Dow Jones de Industriales y el índice compuesto del mercado Nasdaq."               (Jaque al neoliberalismo, 13/10/17)

19.10.17

La migración de bienes de producción y de riqueza hacia Alemania se ha convertido en un factor de desintegración de la Unión Europea. Todo el potencial industrial del sur de Europa es aspirado por Alemania


"Cuando Emmanuel Macron presenta su proyecto de refundación europea, el economista David Cayla, profesor de la Universidad de Angers y co-autor de un libro sobre El final de la Unión Europea , repasa los debates sobre el relanzamiento de la Unión que proponen los círculos de poder. 
Para él, este frenesí de iniciativas enmascara de hecho la impotencia de Europa. Los problemas estructurales de la integración europea han provocado el declive industrial y económico del sur de Europa en favor de Alemania. (...)

Desde su elección, Emmanuel Macron presiona para una reforma de la zona del euro. Por su parte, Jean-Claude Juncker, ha presentado su plan de relanzamiento de la UE. ¿Cómo analiza estos dos proyectos tan diferentes? ¿Tienen uno u otro alguna posibilidad de frenar la crisis final de la UE que prevé?

Estos proyectos son un intento de respuesta después de un ciclo devastador para la Unión Europea, marcado por la crisis griega en enero-julio de 2015, la crisis de los refugiados de verano 2015 y el Brexit en junio de 2016. Después del terremoto causado por el Brexit, los europeos fueron incapaces en la Cumbre de Bratislava (Eslovaquia) [ de septiembre de 2016 - ed ] de dar ninguna respuesta. 
La crisis institucional de la Unión Europea salió a la luz en la cumbre y fuimos testigos de la creación de varias coaliciones de países: países mediterráneos, el Grupo de Visegrad que reúne a los países de Europa central y los países institucionalmente dominante agrupados alrededor de Alemania. 
Las instituciones actuales ya no son capaces de controlar las fuerzas centrífugas dentro de la Unión. Estos proyectos de reconstrucción que están surgiendo actualmente no tienen otro objetivo que salvar la cara, mostrar que la UE no está muerta.

Pero no tienen muchas posibilidades de éxito. Los defectos estructurales de la construcción europea han aumentado las divergencias económicas. Y estas se han convertido en el motor de las diferencias políticas. 
En su libro sobre el euro [ Cómo la moneda única amenaza el futuro de Europa (2016)] Joseph Stiglitz también insiste en que las disfunciones económicas son el motor de las divisiones políticas europeas. Así estamos. Nadie tiene los mismos intereses ni mira al futuro de la misma manera. (...)

Así que tal vez tengamos anuncios de reformas falsos, para poder decir que Europa continúa y se transforma. Pero este frenesí de proyectos es más probable que oculte la impotencia. Porque no va a cambiar gran cosa. (...)

En su libro pone especial énfasis en los efectos de la polarización que ha conllevado que la migración de bienes de producción y de riqueza hacia Alemania se haya convertido en un factor de desintegración de la Unión. Esta concentración ¿era previsible desde la creación de la Unión Europea?

Por supuesto, ¡todo ello era predecible! Muchos economistas, entre ellos el premio Nobel Paul Krugman, han estudiado estos fenómenos de concentración industrial en un sistema de libre comercio.
 La geografía económica estudia en particular cómo afectan los efectos de aglomeración en las grandes ciudades y las zonas rurales, y conducen a la polarización del espacio alrededor de un centro (metrópolis, rica región industrial ...) que atrae a los factores de la producción y el trabajo drenando las zonas periféricas. Por desgracia, estas teorías que advierten de estos riesgos han sido marginadas en los análisis económicos. (...)

Los problemas estructurales de la Unión Europea son el resultado del mercado único en 1986, que hizo posible la completa libertad del capital, la adopción del euro y la globalización. Gracias a su organización, su especialización industrial y un euro infravalorado para su economía, Alemania se ha convertido en el principal beneficiario de la UE. Otros países se agregan al motor alemán. 
Los Países Bajos, que tienen una tradición comercial, y en menor medida Bélgica (Flandes, principalmente) se benefician de esta concentración: las mercancías transitan por ellos. Después de la caída del muro, los fabricantes alemanes se aprovecharon de esta apertura para crear una zona de influencia manufacturera que integra a Polonia, la República Checa, Hungría, que también emergen hoy como ganadores del mercado único.

No se tomaron medidas a nivel de la UE para contrarrestar estos efectos de aglomeración y concentración. Todo el potencial industrial del sur de Europa, que se ha convertido en la periferia del centro, es aspirado por Alemania. Pero también afecta a Finlandia y los países bálticos, que han sido muy golpeado por la crisis de 2008-2009 y que son también países periféricos. Incluso el Reino Unido e Irlanda han entrado en una espiral de desindustrialización (véase el mapa) .

De hecho, la concentración llama a la concentración. El capital industrial de Europa es capturado por Alemania y los países del centro, mientras que los estados que se desindustrializan tienen que limitarse a invertir en turismo y bienes raíces. 
Se produce cierta especialización dentro de la Unión Europea. Pero no es lo mismo atraer fábricas, servicios de valor añadido y especializarse, como en España, en el sector inmobiliario turístico. Los beneficios económicos no son los mismos.

Por otra parte, una vez que la burbuja inmobiliaria explotó, España perdió en pocos años casi 500.000 residentes. Los países del sur de Europa ven partir a su juventud formada. La hemorragia fue particularmente violenta en Grecia, donde unos 400.000 griegos dejaron su país para trabajar en Europa, principalmente en Alemania. (...)

Alemania no tiene en realidad ningún interés en cambiar las reglas institucionales. Se beneficia de un sistema que se adapta a sus necesidades. Toda su problema es que funcione sin explotar. 
Su diplomacia discreta, sin embargo, es muy eficaz. Sabe que si habla, puede ser contra-productivo. Así que trata de hacer cuanto menos olas mejor y busca aliados, ejecutores interpuestos, en la Comisión Europea, en Francia, pero también en otros estados miembros. Pero, básicamente, no quiere moverse.

La única manera de salvar a Europa otra vez - si todavía es posible - es a través de las soluciones recomendadas por Michel Aglietta y Thomas Piketty, en concreto: crear un presupuesto federal importante, con un verdadero control democrático, para invertir fuertemente en las zonas periféricas damnificadas. 
Pero los alemanes no quieren. Rechazan cualquier idea de transferencia en la UE y posponen las cosas dejando que Francia presente sus planes de reforma, pero con la esperanza de que el actual sistema continúe, que la recuperación del crecimiento alivie las tensiones. Puede suceder un milagro... Por mi parte, creo que el mecanismo de autodestrucción está ya en marcha y que solo se puede ganar tiempo, de momento. Me pregunto si nuestros líderes son conscientes de ello.

Los partidarios de Europa, piensan que lo más difícil ya se ha pasado. Señalan que Europa ha superado la crisis del euro, el Brexit, las oleadas populistas. Creen que no quedan obstáculos para avanzar de nuevo.

La amenaza de un estallido de Europa sigue ahí. La crisis del euro no se ha resuelto, en contra de lo que los círculos de poder piensan. Además, las fuerzas centrífugas que actúan dentro de la UE son cada vez más fuertes.
 La falta de solidaridad se hace evidente. Cada vez más países adoptan estrategias no cooperativas. Estamos en presencia de una desintegración de la normativa europea, cada país va por su lado, según su interés nacional.(...)

Hay otro fenómeno que creo que es importante recalcar. Es la manera como Polonia y Hungría han reformado sus sistemas judiciales, recortando su independencia. (...)

Ahora, sin decirlo, ambos países están en un proceso de abandono del orden jurídico europeo que permita a sus sistemas judiciales nacionales no aplicar las normas de la UE. (...)

Tal vez más que la crisis del euro, la verdadera amenaza de estallido de la UE es este derrumbe del andamiaje jurídico de la Unión. Si mañana Italia anuncia una reforma legal que le permita eludir la legislación europea para recurrir a medidas proteccionistas, sería el final del mercado único y de la Unión, sin que se anuncie oficialmente. Este supuesto no es solo producto de la imaginación. 
Cuando Montebourg hizo sus propuestas sobre “Made in France”, pidió que el 80% de la contratación pública quedase reservada para las empresas nacionales. Tal disposición es evidentemente contraria a la ley de la UE. Del mismo modo, la estrategia de desobediencia las normas europeas propuesta por Jean-Luc Mélenchon solo se podría implementar como parte de una reforma del sistema legal francés para eludir los tratados.
 La tentación de dar la espalda a la legislación europea existe en todas partes. Si se aplicase no solo para desafiar la distribución de los refugiados, sino también las reglas del mercado único, sería de hecho el final de la Unión Europea." (David Cayla , profesor de la Universidad de Angers, Francia, y co-autor de un libro sobre El final de la Unión Europea. Mediapart, en Sin Permiso, 04/10/17)

Hablar de poder oligárquico en Cataluña no es ni mucho menos fraseología. Desde el punto de vista de concentración de poder en unas pocas manos, es un caso anómalo en las sociedades capitalistas desarrolladas de Europa occidental... la izquierda, a partir del 2-O, no tiene más remedio que enfrentarse a esta realidad

"(...) Hablar de poder oligárquico en Cataluña no es ni mucho menos fraseología. A pesar de todos los esfuerzos de la sociología fiel al sistema, agrupada alrededor de Salvador Cardús y compañía, hay suficientes elementos de juicio como para denunciar la profunda endogamia de la política catalana, en la que se entrecruzan las familias aludidas, quienes, además, ejercen un verdadero fideicomiso sobre la Administración autonómica. 

La red clientelar se extiende a través de medios de comunicación y entidades, supuestamente culturales, a donde van a parar los segundones de dicha oligarquía.

Desengañémonos, Cataluña, desde el punto de vista de concentración de poder en unas pocas manos, es un caso anómalo en las sociedades capitalistas desarrolladas de Europa occidental. Las causas son también anómalas.

 La gran burguesía industrial y financiera, más que comprometida con el franquismo, fue incapaz durante la Transición de generar una plataforma política. Ante ese fracaso, llegó a un pacto, más o menos implícito, con amplios sectores de la pequeña y mediana burguesía (supuestamente “resistentes” durante la dictadura) para que les hicieran de gestores.

Por supuesto que esta gran burguesía no es, por razones de intereses globales, ni de lejos mayoritariamente partidaria de la secesión, sobre todo en un momento en que parece exorcizada la supuesta maldición que había pesado sobre las entidades financieras catalanas, repetidamente abocadas a la quiebra (Banco de Barcelona, Banca Catalana). 

En la hora presente dos entes radicados en Cataluña (al menos de momento), Caixabank y Sabadell, controlan un sustancioso porcentaje del crédito bancario a escala nacional. Ahora bien, siempre temerosa de ser acusada de “botiflera”, esa burguesía se encuentra bastante desorientada sobre el qué hacer, ya que ha reaccionado tarde y tímidamente.

Con estas premisas, es fácil caer en un análisis un tanto simplista, al que parece proclive una parte de la izquierda catalana, consistente en reducir la situación a un problema de clases enfrentadas. Si bien las clases populares son mayoritariamente de origen no catalán, sobre todo como resultado de la gran inmigración de los 50-60, parece bastante plausible hablar de una nueva burguesía, surgida de esa misma procedencia que, a pesar de su estatus económico, ha visto vetado su acceso a la parcela de poder político que le correspondería. 

Muy probablemente, esa burguesía emergente, ya discriminada con anterioridad, haya tomado conciencia en esos años de la quiebra del statu quo. De su comportamiento dependerá en gran parte poner fin a la oligocracia en la que está sumergido el país.

Además, hay pruebas fehacientes de que la migración hacia Cataluña desde otros puntos de España prosigue. Por supuesto, nada que ver con las maletas de cartón de aquel entonces. 

Se trata en muchos casos de personas profesionalizadas, no criadas en años de hambre, con una perspectiva europea y, supongo, completamente inmunes a la máquina desestructuradora del nacionalismo catalán, que ha actuado con profusión sobre los antes aludidos. Porque, desengañémonos, el pujolismo nunca pretendió crear “nuevos catalanes”

Le bastó con destruir cualquier vinculación con lo español que quedara en el más recóndito lugar de su consciencia. Y de esa agresión tampoco se ha salvado la ciudadanía catalanohablante que ha querido hacer compatible su pertenencia a España y a Cataluña. (...)

El pujolismo ha maniobrado en el sentido de impedir el surgimiento de todo asomo de sociedad civil que no sea el que responda a las premisas nacionalistas identitarias. (...)

Sería un error mayúsculo no aprovechar el momento político para romper con el yugo oligárquico y alcanzar una sociedad realmente democrática. Y eso nos lleva a asumir que el cuestionamiento de lo vivido no puede reducirse a los aspectos lingüísticos.

Para conseguir estos fines el principal problema es la pusilanimidad de la izquierda que, de forma genérica, siente horror al vacío que le supondría desmarcarse del discurso nacionalista. Pero quizá a partir del 2-O no tenga más remedio que enfrentarse a la realidad."          (Pasqual Esbrí, Crónica Popular, 29/09/17)

Los gülenistas dirigieron el golpe militar contra Erdogan con el apoyo tácito del ejército estadounidense destinado en Turquía

"(...) Durante la primera década del siglo XXI, Erdogan se unió en alianza estratégica con una influyente organización semiclandestina, “Hizmet”, dirigida por el clérigo Fethullah Gülen, convenientemente autoexiliado en Estados Unidos y bajo la protección del aparato de inteligencia estadounidense.

 El objetivo de este matrimonio de conveniencia era debilitar a la oposición izquierdista, laica e influida por el nacionalismo de Ataturk. Armado con un tesoro oculto de documentos falsos gülenistas, Erdogan purgó al ejército de sus líderes nacionalistas seguidores del legado de Ataturk. 

Prosiguió marginando al partido republicano laico y reprimiendo a los sindicatos de izquierdas, a los movimientos sociales y a académicos de prestigio, periodistas, escritores y estudiantes activistas. Con el respaldo del movimiento de Gülen, “Hizmet” (“el servicio”), Erdogan celebró sus triunfos y revalidó su liderazgo en múltiples elecciones. 

Al inicio, Erdogan no supo reconocer que el movimiento Hizmet actuaba como una organización política subversiva, penetrando en el aparato del Estado a través de una densa red de organizaciones burocráticas, militares, judiciales, policiales y de la sociedad civil, vinculadas con la CIA y el ejército de EE.UU. y que mantenían relaciones amistosas con los estrategas israelíes. 

En 2013, Erdogan sintió una enorme presión por parte del Hizmet, que pretendía desacreditarle y derribar su régimen haciendo públicas las prácticas corruptas que le involucraban a él mismo y a su familia y llevar a cabo una “revolución de color turquesa”, una réplica de otros “cambios de régimen”. 

Al descubrir su vulnerabilidad interna, Erdogan procedió a restringir el poder y el alcance de los medios de comunicación controlados por los gülenistas. Todavía no estaba preparado para lidiar con el enorme poder de las élites relacionadas con el Hizmet. 

En julio de 2016, los gülenistas dirigieron un golpe militar con el apoyo tácito del ejército estadounidense destinado en Turquía. El golpe fue desbaratado por una gran movilización popular con el respaldo de las fuerzas armadas. 

A partir de entonces, Erdogan se dedicó a purgar concienzudamente a todos los seguidores del Hizmet del ejército, la administración pública, las escuelas, la prensa y las instituciones públicas y privadas. Amplió su purga para incluir en ella a dirigentes políticos laicos y nacionalistas que siempre se habían opuesto a los gülenistas y a su intento de golpe de Estado. 

Como resultado del fallido golpe de Estado y la subsecuente purga, Erdogan fracturó y debilitó todos los aspectos del Estado y de la sociedad civil, para acabar controlando un Estado debilitado con un mundo empresarial, educativo y cultural degradado. 

El golpe de Estado gülenista fue inspirado y dirigido por el líder supremo del movimiento, Fetullah Gülen, a resguardo en su finca privada “secreta” en Estados Unidos. Está claro que este país participó en el golpe, por lo que rechazó las demandas de extradición de Güllen por parte de Erdogan. 

La subordinación de Erdogan a la OTAN ha debilitado sus intentos de llegar hasta las raíces del golpe de Estado y su estructura de poder interna y externa. Las bases de Estados Unidos/OTAN en Turquía siguen ejerciendo su influencia sobre el ejército. 

Como secuela del golpe de Estado, el declive de la influencia gülenista en la economía contribuyó a crear un vuelco económico de las inversiones y el crecimiento. La purga de la sociedad civil y del ejército redujo la preparación militar del ejército turco y alejó al electorado demócrata. Erdogan casi perdió su candidatura a la presidencia tras su anterior purga en 2014."                (James Petras

Cuando trabajar horas extra y no cobrarlas pasa a ser la costumbre y no la excepción

"En 2015 los españoles batimos un récord: trabajamos una media semanal de 3,5 millones de horas extra no remuneradas, una cifra que sólo superamos en 2008, cuando estalló la crisis y había dos millones de asalariados más. 

Estos datos demuestran que superar la jornada laboral legal o convencionalmente establecida es ya una realidad cotidiana y generalizada y que algo tan obvio como que una empresa pague a un empleado por las horas exactas que trabaja ya es una quimera. De hecho, más de la mitad del trabajo extraordinario en nuestro país no es remunerado y supone un ahorro para las empresas con el que se podrían crear 156.000 empleos, según Comisiones Obreras (CCOO). 

Trabajar más a cambio de nada es una práctica ilegal pero socialmente aceptada cuyo debate llega este martes al Congreso. 

(...) hasta ahora, la Inspección de Trabajo pedía los registros diarios porque, por pura lógica, sólo conociendo cuál es la jornada de un trabajador se puede discriminar qué horas son ordinarias y cuáles extraordinarias. Incluso la Audiencia Nacional estableció en una sentencia de 2015 que "el registro de jornada, que no de horas extraordinarias, es el requisito constitutivo para controlar los excesos de jornada" y que el hecho de que no exista "coloca a las personas trabajadoras en situación de indefensión".

Sin embargo, todo cambió en marzo de este año, cuando el Tribunal Supremo eximió a Bankia de registrar la jornada de sus trabajadores. Esta doctrina ha llevado a la Inspección de Trabajo y de la Seguridad Social a dejar de exigir el registro diario de jornada y, por tanto, a no comprobar el cumplimiento de la normativa.

 Por eso el GPS pide al Gobierno la modificación del artículo 34 del Estatuto de los Trabajadores incluyendo "la obligación de registro diario con carácter general" y el cambio en la Ley de Infracciones y Sanciones en el Orden Social para que incumplir esta norma sea considerado una infracción grave (que supone una multa de al menos 600 euros) y no una infracción formal o documental, como en la actualidad.  (...)

Trabajar más tiempo cobrando lo mismo no sólo conlleva consecuencias negativas para el trabajador (malestar personal, dificultad para conciliar, aumento del riesgo de sufrir accidentes laborales) sino que, además, "ahonda en la precarización del mercado laboral y reduce la cotización a la Seguridad Social porque no se ingresan las cuantías correspondientes a las horas realmente trabajadas", señala De Frutos. 

Del mismo modo, los horarios racionales retribuidos legalmente no sólo benefician a los trabajadores sino también a las empresas porque, según el GPS, "incrementan la productividad en la economía, reducen el absentismo y aportan al empresario un mecanismo de seguridad jurídica sobre el cumplimiento de la prestación de servicios de la persona trabajadora".                  (Público, 16/10/17)

18.10.17

La cuestión relevante no es cómo la riqueza crea ricos, sino cómo la riqueza crea pobres. En este sentido, propongo un programa de empleo garantizado y un salario mínimo incondicional y socialmente inclusivo...

"(...) ¿Qué hay de la idea de que en un mundo globalizado los Estados nación ya no son relevantes? 

En el libro [Thomas Fazi y yo] sostenemos la tesis de que a partir de la década de 1970 la izquierda había llegado a asumir la tesis errónea de que la globalización había vaciado a los Estados de su poder. Podríamos decir que la derecha convenció a la izquierda de que el Estado era irrelevante, pero ellos sabían que era muy poderoso y, de hecho, se lanzaron a cooptarlo y utilizarlo para sus propios intereses.

 De hecho, todos los aspectos trascendentales de la transición neoliberal se han realizado desde el Estado: la desregulación del mercado de trabajo, la liberalización de los mercados de capital, la abolición de los controles de cambio, las privatizaciones, los tratados de libre comercio, etc.

La agenda neoliberal funciona privatizando las ganancias y socializando las pérdidas. Cuando las cosas se ponen difíciles son los Estados los que utilizan sus prerrogativas para pagar la factura y transferirla a la ciudadanía

Pero, si eso se puede hacer en favor de los ricos, nosotros también podemos utilizar el Estado para un proceso inverso: negándonos a que los acuerdos de libre comercio contengan cláusulas sobre tribunales de arbitraje, nacionalizando las infraestructuras que han sido privatizadas, etc. Irónicamente, la única que no entiende esto es la izquierda.

¿Qué medidas tendría que adoptar un gobierno de izquierdas? ¿Nos podrías hablar de vuestras propuestas? 

Para los países que están en el euro yo propondría abandonarlo y a ser posible con un domingo por la noche [Risas]. Pero, para todos los países en general, lo primero que hay que hacer es reorientar el propósito del Estado. En palabras de Jeremy Corbyn, este debe ser puesto al servicio de “los muchos y no de los pocos”. 

La cuestión relevante no es cómo la riqueza crea ricos, sino cómo la riqueza crea pobres. Los efectos nocivos de esta era de neoliberalismo se han dejado sentir en la consolidación del desempleo, subempleo y precariedad masivos, en el retraimiento de los salarios y en los ataques a las condiciones de trabajo. 

Pero el Estado tiene que velar por la dignidad del trabajo. En este sentido, propongo un programa de empleo garantizado y un salario mínimo incondicional y socialmente inclusivo. 

También es necesario reformar el sistema financiero para eliminar todos los productos financieros que no benefician la actividad productiva. Un mero 2% de las transacciones financieras benefician a la economía real, el resto son jugadas de casino que van en detrimento del bienestar social. Tenemos que obligar a los bancos a que sean verdaderamente bancos y no salas de juegos

Debemos también contemplar la nacionalización de la banca o, en todo caso, la creación de un fuerte sector bancario público. Igualmente, los fondos de pensiones tendrían que ser nacionalizados. Se debería contar con un parque de viviendas pública con alquileres asumibles y de buena calidad. 

El sector público debe volver a tener una activa política industrial, en concreto, desarrollando las energías renovables. Asimismo, servicios básicos como el agua o la electricidad tienen que ser nacionalizados. En el libro pueden encontrarse muchas más propuestas, hemos puesto decenas.
Una pregunta que encontraréis polémica pero que, en el contexto de ascenso de la ultraderecha, hay que aclarar: ¿Tiene algo que ver vuestro llamamiento a la soberanía nacional con el nacionalismo? ¿No hay una contradicción para la izquierda entre la defensa de la soberanía nacional y el internacionalismo? 

Los Estados nación son fundamentales para que haya internacionalismo: es decir, que un grupo de Estados se agrupe para un bien mayor. En caso contrario, lo que tenemos es “supranacionalismo”, que es lo que tenemos en Europa, donde las decisiones se toman a un nivel superior, pero sin ningún control democrático desde abajo. 

Hay una mentalidad de guerra fría donde se ensalza el “internacionalismo” sin cuestionarse qué quiere decir en términos prácticos. Si queremos un área monetaria óptima, ¿quién decide qué moneda vamos a emitir?, ¿qué banco central supervisará el sistema? ¿cómo va a funcional el Tesoro federal? Si nadie lo decide, entonces estamos ante un área monetaria disfuncional, que es precisamente lo que observamos en Europa.

 Una de las razones por las que la izquierda se ha aferrado al internacionalismo es porque la izquierda rechaza tajantemente la xenofobia, el fascismo y el nacionalismo, que es precisamente con lo que nos encontramos ahora. Reclamar el Estado nación no tiene nada que ver ni con la xenofobia, ni el fascismo.

 Hay un anhelo popular legítimo de mayor soberanía nacional, pero hasta ahora las fuerzas que mejor han sabido formularlo han sido los populistas reaccionarios de derechas. La gente anhela controlar sus vidas. Esto lo han utilizado las campañas del Brexit y de Trump.(...)"                (Entrevista a Bill Mitchel, Marta Luengo  , El Salto, 15/10/17)

Las grandes fortunas españolas ocultan en paraísos fiscales el 12% del PIB

"Un estudio del Nacional Bureau of Economic Research (NBER) ha logrado sortear los obstáculos de la estructura financiera global para conocer cuánta riqueza esconde cada país en paraísos fiscales, de forma que las cantidades desagregadas puedan explicar las consecuencias de que el 0.01% más rico no esté pagando por su parte del pastel

Ha sido posible gracias a que los principales paraísos fiscales del mundo permitieron en 2016 al Banco de Pagos Internacionales (BPI) publicar estadísticas “país por país” sobre datos que el propio organismo ha recopilado durante varias décadas.

Con ello, el estudio ofrece dos contribuciones a lo que hasta ahora conocíamos sobre el capital offshore de los más ricos: el cálculo de la riqueza total que los ciudadanos de cada país ocultan en paraísos fiscales de todo el planeta y su implicación en los niveles de desigualdad en esos mismos estados.

Sobre lo primero, los datos arrojan “resultados sorprendes” para los propios autores: alrededor del 10% del PIB mundial se encuentra en paraísos fiscales. Pero esa media oculta grandes desequilibrios según el país de referencia. Por ejemplo, se estima que los países escandinavos mantienen en suelo offshore un pequeño porcentaje de su capital nacional, mientras la mayoría de la Europa continental esconde en paraísos fiscales hasta el 15% de su riqueza. En el otro extremo, Rusia, los países del Golfo y varios estados latinoamericanos atesoran en territorios propicios para la evasión fiscal hasta el 60% de su PIB.

En España, por encima de la media mundial (que se sitúa en el 9,8% del PIB), las grandes fortunas envían a paraísos fiscales un capital que ronda el 12% del PIB nacional

En segundo lugar, los autores del ENBR analizan la relación de estos datos con la tendencia a la concentración de la riqueza, enfocando a diez países (uno de ellos España) que suman alrededor de la mitad del PIB mundial.

Junto a Reino Unido y Francia, España es uno de los tres estados donde la evasión de capital provoca mayor desigualdad. Se trata de tres países en los que entre el 30% y el 40% de la fortuna de los más ricos (el 0,01% de la población) permanece oculta en paraísos fiscales. “En todos los casos, el aumento de la riqueza offshore provoca un crecimiento de la desigualdad”, indican los autores, resaltando el “caso dramático” de Rusia, cuya cúspide más rica mantiene fuera del país la mayor parte de su fortuna.

“Nuestro objetivo es estudiar el tamaño y distribución de la evasión fiscal y su implicación en la desigualdad”, explican los autores, confirmando a cada paso que la riqueza oculta en el extranjero está en muy pocas manos: el 0,1% de los hogares más ricos son los dueños del 80% del capital offshore de todo el país. Cerrando el círculo, el 0,01% de los más ricos poseen el 50%.  (...)"    (El Boletín, 19/09/17)

Pues el chavismo ganó las elecciones regionales de Venezuela... válidas para los observadores internacionales... pues vaya, ahora ¿de qué hablamos?

 " (...) Cabe destacar que el proceso electoral ha transcurrido sin mayores inconvenientes y no se registran actos de violencia. (...)

Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (CELAG) - Informe Elecciones Regionales Venezuela 2017"   ( , 17 Oct, 2017)


"El presidente del Consejo de Expertos Electorales de Latinoamérica (CEELA), Nicanor Moscoso, dijo (...) Estamos "confiados en que el día de mañana el proceso electoral se va a llevar con absoluta transparencia; los resultados van a ser los adecuados", dijo en rueda de prensa.  

Moscoso, tras detallar que se han hecho 12 auditorías al sistema electoral y que en cada caso los partidos políticos ha manifestado conformidad.

En cada uno de esos procesos de auditoría han estado presentes "casi todas las 16 organizaciones políticas", indicó Moscoso, (...) 

Según Moscoso, las 17.000 personas que están inhabilitadas para votar por distintas causas representan "menos del 0,01 %" del total de los votantes por lo que aseguró que no afectará al resultado electoral.

Por su parte, el también miembro del CEELA Guillermo Reyes indicó que en las auditorías, "las organizaciones de fines políticos", han convivido "en paz y en armonía" y que las solicitudes de los partidos han sido atendidas.

"Se evidencia la consolidación de la plataforma electoral y su funcionamiento, lo que genera mayores índices de seguridad, de eficacia y de confiabilidad", agregó.

Mañana el chavismo y la oposición se medirán por el control de las 23 gobernaciones del país tras una campaña en la que el antichavismo denunció una serie de "irregularidades" por parte el Consejo Nacional Electoral.

Cerca de 70 expertos participarán como observadores internacionales junto a 1.240 observadores nacionales "con un amplio nivel de acceso para el desarrollo de su actividad", según afirmó la presidenta del CNE, Tibisay Lucena."                  (Público, 14/10/17)


"El chavismo es mayoría en Venezuela.

Nueva cita electoral en Venezuela. Sí, han leído bien: elecciones en Venezuela. Es la número 22 en los últimos 18 años. Un promedio muy superior a lo considerado como “normal” para cualquier democracia. Esta vez, el turno fue para las regiones. 

Y el chavismo ha vuelto a ganar en las urnas: ha logrado vencer en muchos más estados que la oposición (17 a 5; falta Bolívar por dilucidar). Tres cuartas partes de las gobernaciones serán gestionadas por el chavismo. En votos nacionales, también se consigue una significativa mayoría (54%).

A la luz de estos resultados, cabe presentar algunas conclusiones preliminares:

 A la Revolución Bolivariana le gusta votar. Se vuelve a demostrar que su camino transita obligatoriamente por la vía electoral. (...)

El fin del chavismo es una profecía auto incumplida. Infravalorar el legado de Chávez es verdaderamente desconocer la Venezuela del siglo XXI. A pesar de las tensiones que puedan surgir al interior del bloque hegemónico, el chavismo como identidad política es mucho más sólido de lo que algunos desean. (...) De la misma manera que en su momento creyó necesario dar un tirón de orejas a sus gobernantes en las pasadas legislativas, luego apoyó masivamente la constituyente. Y ahora, nuevamente, decide mayoritariamente que el chavismo ha de ser quién gestione a los estados del país para superar una situación complicada.

 La oposición no sabe que hacer. En este caso, en esta vereda opositora, la unidad, a pesar de sus siglas, brilla por su ausencia. No es monolítica ni homogénea por mucho que se lo quieran imponer desde el Norte. (...)

En definitiva, la cita electoral ratifica el voto de confianza de la ciudadanía venezolana a su gobierno.  (...)"                   (Alfredo Serrano Mancilla, Director CELAG, Público, 16/10/17)

Casi 17.000 desahucios en el segundo trimestre, la mayoría por impago de alquiler

"Los lanzamientos (expulsión de la vivienda por no hacer frente a la deuda contraída, lo que comunmente se conoce como desahucios) practicados en el segundo trimestre del presente año se han situado en 16.859, lo que supone un descenso del 8,4% respecto al mismo trimestre de 2016, según los datos hechos públicos por el Consejo General del Poder Judicial. 

El grueso de ellos, por el impago de los recibos del alquiler de la vivienda.

Concretamente, el 58,6% de esos lanzamientos, 9.886, fue consecuencia de procedimientos derivados de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU); mientras que el 36,8%, otros 6.197, se derivó de ejecuciones hipotecarias, y los 776 restantes obedecieron a otras causas.  (...)"           (Público, 16/10/17)


17.10.17

“Si fuera español exigiría que nos sacaran del euro”

"William Mitchell (1952) es un economista heterodoxo australiano, principal proponente de la Teoría Monetaria Moderna. Es profesor en la Universidad de Newcastle y director del Centro de Empleo y Equidad (CofFEE), una organización de investigación sin ánimo de lucro cuyo enfoque se centra en las políticas que pueden restaurar el pleno empleo y lograr una economía que “brinde resultados equitativos para todos”.

 (...) al inicio de los 2000, Alemania y Francia entraron en sendas recesiones por las que fueron las primeras naciones en violar el Pacto de Estabilidad y Crecimiento que ellas mismas habían instalado como pilar del euro

El supuesto periodo de estabilidad subsiguiente gestó la crisis del euro gracias a la política de tipos de interés que el BCE aplicó para favorecer a Alemania y la dura deflación salarial interior en la que este país se embarcó. Así se cebaron las burbujas inmobiliarias en Irlanda y España.

Como el sistema no estaba diseñado para soportar el estrés acabó colapsando y la única razón por la que sobrevive hasta hoy es porque el BCE incumplió el Tratado de Maastricht. Aunque el banco ha asegurado que solo está gestionando la liquidez lo que están haciendo es financiar déficits. 

Ha asumido así el papel de, por un lado, autoridad fiscal sin legitimidad democrática y, por otro, parte del régimen opresivo que ha castigado severamente países como Grecia, Portugal y España. 

Ahora parece que la zona euro está más o menos tranquila. De hecho, en España los indicadores económicos sugieren cierta recuperación ¿a qué crees que se debe?
 
La UE ha tolerado que España presentase un déficit que violaba el 3% debido al periodo electoral en que surgió la amenaza de un gobierno socialista (o peor, con Podemos). Entonces en Bruselas olvidaron las reglas de déficit y dejaron de exigir austeridad aquí. 

Por tanto, la razón por la que España tiene crecimiento es porque la Eurozona está violando sus propias reglas y tan pronto como vuelvan a imponer austeridad y a aplicar los mecanismos del Pacto el Crecimiento y Estabilidad desaparecerá. El caso español no nos dice nada sobre la viabilidad de la eurozona, de hecho, nos dice justo lo contrario, que la Eurozona es disfuncional y que solo se mantiene haciendo caso omiso de sus reglas. 

No se han solucionado ninguno de los problemas: la unión bancaria es una farsa, como también lo es el plan Juncker de infraestructuras. Las contradicciones fundamentales están todavía sin solucionar y ante un cambio de ciclo económico el sistema volverá a colapsar. La cuestión es ¿cuánto tiempo se puede violar las propias reglas sin agotar toda la credibilidad del proyecto? 

En 2015 propusiste que lo mejor sería una disolución pactada del euro ¿Sigues pensando que es la mejor opción? 

Así es, sería precisa una convención europea para negociar cuestiones como las moratorias de deudas. Es mejor una disolución multilateral que una salida unilateral, tanto más cuanto que ésta implicaría ganadores y perdedores, teniendo todas las posibilidades de perder los países más débiles. En cambio, con una disolución multilateral, los países débiles podrían aglutinar fuerzas y forzar un proceso más civilizado. Sin embargo, como esto es muy díficil que ocurra, la segunda mejor opción es la salida unilateral. 

¿Salida unilateral y vuelta a la peseta? 

Por supuesto, si yo fuera español, estaría manifestándome delante del Congreso exigiendo que nos sacaran del euro.(...)"                (Entrevista a Bill Mitchel, Marta Luengo  , El Salto, 15/10/17) 



 "Como alternativa a la salida del euro y para conseguir la soberanía financiera:  europeseta electrónica de circulación interna

Existe una descripción con mucho humor, de economía-ficción, sobre los beneficiosos efectos que se producirían si en Italia, el gobierno impusiera una moneda digital (allá por el 2020), para salir de la quiebra económica y política a la que la permanencia en el euro habría llevado al país. El objetivo se conseguiría rápidamente.

Los únicos perjudicados, los especuladores de la deuda. Ver: J. D. Alt: Europa, 2020: una ucronía iluminadora’. http://www.sinpermiso.info/textos/index.php?id=5467  )


Los artículos de Juan José R. Calaza (Juan José Santamaría y Juan Güell) muestran con gran claridad las ventajas de una europeseta electrónica de circulación interna: 
 

Para entender la europeseta electrónica. Qué es y, sobre todo, qué no es. Enlace: http://www.farodevigo.es/opinion/2012/12/02/entender-europeseta-electronica/720458.html


Para salir de la crisis sin salir del euro: España debe emitir europesetas (electrónicas). Enlace: http://www.farodevigo.es/opinion/2011/11/27/salir-crisis-salir-euro-espana-debe-emitir-europesetas-electronicas/601154.html  

Las europesetas electrónicas, complementarias al euro, estimularán el crédito sin efectos colaterales perversos. Enlace:  http://www.rebelion.org/noticia.php?id=165815

Juan Torres insiste en que es necesario emitir una moneda complementaria al euro. Sus artículos:



Más información en: 'Si Grecia, España, o Andalucía emitiesen una moneda digital, respaldada por la energía solar instalada en sus tejados, alcanzarían la soberanía financiera. La de dar créditos a familias y empresas':    http://comentariosdebombero.blogspot.com.es/2014/06/si-una-autonomia-o-una-gran-ciudad.html

Los 15 motivos y objetivos de EEUU al salir de UNESCO

"Unos días después de la reconciliación entre Hamas y Al Fatah y el restablecimiento de la Autoridad palestina en Gaza (que potencia la posibilidad de la declaración del Estado Palestino), EEUU e Israel, anunciaron su retirada de Uneso por su “sesgo anti-israelí”. Se trata de la culminación de años de chantaje político y financiero de Washington contra la ONU y sus agencias. (...)

Entre los “delitos” de Unesco según EEUU, están:
  1. Considerar “sin valor jurídica” la anexión de Jerusalén oriental a Israel y exigirle la paralización de las excavaciones.
  2. Declarar “potencia ocupante” a Israel.
  3. Compararle con el régimen de apartheid de Sudáfrica.
  4. Reconocer la antigua ciudad de Hebrón y la mezquita de Ibrahimi como patrimonio palestino.
Aunque, los motivos reales apuntan a:
  1. Que las decisiones de una parte de los mandatarios de EEUU dependen de los “sobres” que reciben: se estima que el grupo “Configuración del Poder Sionista” (ZPC) ha regalado a los legisladores de EEUU unos 100 millones de dólares en los últimos 30 años. Decía Jack Straw, el diplomático británico que “Los grupos que desarrollan políticas en favor de Israel, como el AIPAC, cuentan  con fondos ilimitados para canalizar la política de EEUU”, algo que el senador William Fullbrighth denunció en 1973:“Los israelíes controlan la política del Congreso y del Senado“. Cierto, el Senador Tom Cotton recibió cerca de 1 millón de dólares del Comité de Emergencia para Israel por firmar una carta abierta contra el acuerdo nuclear de Obama con Irán. La relación asimétrica entre EEUU e Israel es un caso singular en las relaciones internacionales. Existen numerosas leyes que condicionan la política de EEUU a los intereses del diminuto país y una de ellas restringe el apoyo de EEUU a los organismos de la ONU que reconocen a Palestina. ¿Se imaginan que España se retire de Unesco por sus críticas a Arabia o a Qatar?
  2. El triunfo de “Israel first” en la administración Trump. Su representante en la ONU, Nikki Haley, prometió al Lobby pro-israelí de AIPAC ser “un nuevo sheriff”, en la defensa de Israel (en otro país hubiera sido acusada de “traidora y agente de un país extranjero”). Haley ha advertido al Consejo de Derechos Humanos de la ONU (UNHRC) que frene sus críticas a Israel por el bloqueo a Gaza, anunciando que la agenda del Consejo de Seguridad en sus debates mensuales sobre Oriente Próximo se centrarán en Irán, Siria, Hamas y Hezbolá, que no en Israel.
  3. Que EEUU está haciendo un doble juego: mientars abandona la agencia (y conserva el puesto de observador) fortalece la posición de Israel: En marzo pasado, la jordana Rima Jalaf, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica y Social para Asia Occidental fue forzada a dimitir por negarse a retirar el informe que criticaba el trato de apartheid de Israel hacia los palestinos. De forma paralela, Unesco ascendió a Danny Danon, ex viceministro de Defensa israelí durante el ataque de Israel a Gaza en 2014 en el que murieron unos 500 niños palestinos, a la vicepresidencia de la Asamblea General de la ONU. Esta semana, la judía francesa Audrey Azoulay (e hija de un banquero) se convertía en la nueva directora de Unesco.
  4. Rehabilitar a Israel en los foros mundiales, a costa de su propio prestigio. Trump está logrando que EEUU recupere el estatus de paria que ganó a pulso en la era de Bush.
  5. Aunque no se atreve trasladar la embajada de EEUU a Jerusalén, Trump deja que Israel siga con sus proyectos. Él no hará reproches teatrales (al estilo de sus antecesores) contra su aliado.
  6. Preparar el terreno para abandonar el acuerdo nuclear con Irán, que es a petición de Israel (y a Arabia Saudi), aunque perjudique a EEUU.
  7. EEUU ya ha perdido la hegemonía en la agencia, ni siente necesidad en seguir en ella. La UESCO fue creada en 1945 por 37 naciones -sobre todo occidentales- con dos principales objetivos: la “desnazificación” de la educación en Europa y defender el sistema liberal capitalista frente al socialismo de la URSS. La situación cambia cuando en 1980 la mayoría de los cerca de 160 países que la componían eran de África y Asia y apostaban más por el bloque socialista que el capitalista. EEUU ya no veía utilidad en seguir pagando la factura de la UNESCO. Otro dato curioso: EEUU en 2003, mientras Bush era criticado por la invasión a Irak, regresó a la UNESCO tras 20 años de ausencia, como lavado de imagen. Ahora y en el aniversario del 11S, EEUU no ve necesidad de conciliarse con el mundo.
  8. Seguir con la política de retirarse de los convenios colectivos. Trump ya salió de la Convención de Medio Ambiente de París en junio. Quizás pretende que los antiguos tratados internacionales se rehicieran a la medida de los intereses actuales de EEUU, aunque ello cueste un desorden a nivel mundial. Desprecia abiertamente el principio de cooperación internacional con el fin de imponer su  arbitraria voluntad.
  9. EEUU así aumenta la presión sobre la ONU para que se “reforme”, acatando sus políticas. Sin su dinero, la UNESCO tendrá que cortar programas y recurrir a los voluntarios. Hoy, la gran mayoría de sus empleados cobran un buen suelo y viven en Europa.
  10. Poner en aprieto a otras potencias ‘pagadoras’: O se alinean con Trump o tendrán que cubrir el déficit presupuestario que deja Washington. Así es: ¡Quien paga, manada!
  11. Trump aparenta cumplir con su agenda económica, ahorrando unos cuantos dólares para convencer a los contribuyentes su buen hacer, mientras les quita el pan para financiar sus vacaciones. Al salir de la UNESCO, Estados Unidos podrá negarse a pagar los 500 millones de dólares que le debe.
Israel aspira a tener un escaño en el Consejo de Seguridad. Sus sólidas relaciones con los BRICS -gracias al negocio de armas e intercambio de inteligencia- pueden hacer realidad este sueño, mientras los palestinos – más huérfanos que nunca– temen que los demás países les hagan responsables del colapso de las instituciones internacionales.

 Aun así, el gesto de EEUU e Israel se debe a su frustración: es una reacción a la resistencia palestina y a la sincera y creciente solidaridad internacional con este pueblo."               (Nazanín Armanian , Público, 15/10/17)